Seguro que con solo leer el título se te ha hecho agua la boca. Y es que cuando pensamos en galletas decoradas se viene a la mente sus distintas formas, colores y sobre todo el sabor.

Podemos encontrar galletas personalizadas con distintos colores, texturas y sabores. Galletas de manteca irresistibles para cualquier evento que desees acompañar y agasajar a todo el mundo. Por todas estas virtudes es que estas dulzuras son perfectas para cualquier celebración.

En esta ocasión vamos a hablar de la importancia que tiene decorar las galletas para un evento como una comunión, bautizo, cumpleaños, etc. Vamos a contarte sobre los distintos tipos de galletas que puedes utilizar según el momento, diferentes técnicas de decoración y más.

Pero sobre todo lo más importante es el sabor, así que si combinas un delicioso sabor con una buena decoración de galleta, lograrás el mejor aperitivo para tus fiestas.

¿Por qué decorar las galletas?

Galletas decoradas

Si bien en la repostería el sabor es muy importante, lo visual y lo decorativo también lo es. Es así que surge la técnica y, por qué no, la tradición de personalizar las galletas para todo tipo de eventos.

Una simple y aburrida galleta no sería lo mismo que una galleta con forma de angelito en un bautizo, ¿verdad? Darle un toque único a estos dulces ha hecho que cualquier fiesta se vea mejor y cada vez hay más diseños y colores.

Si pensamos en una fiesta de comunión, probablemente unas galletas decoradas con forma de cruz serían perfectas. O si se trata de un cumpleaños podrían ser galletas personalizadas con el nombre de quien cumple años.

En fin, no solo los motivos de decoración son muchos y variados sino también las maneras en que se pueden adornar estos bocadillos. A continuación hablaremos de las distintas formas en que puedes darle un toque especial a tus galletas, utilizando distintos elementos.

Diferentes decoraciones para galletas

El toque de personalización depende mucho de cada persona y de lo que busca para ese evento, aquí vamos hablar de técnicas muy conocidas.

Una de las más famosas son las galletas con fondant, en donde el protagonista es justamente el fondant. Puedes conseguirlo en distintos colores para personalizar a gusto cada una de tus galletas.

Seguimos con la técnica de glaseado para galletas. Un agregado súper simple y sabroso que es muy utilizado en la repostería para distintos postres.

Como tercer método muy popular podemos hablar del chocolate. Un aditivo que mejora todo lo que toca no puede faltar en unas bellas galletas decoradas. Al igual que las otras dos técnicas aquí también puedes darle distintas tonalidades al chocolate para lograr el resultado que desees.

Galletas decoradas con fondant

Galletas decoradas

En primer lugar comenzamos con el fondant. Es básicamente una masa hecha de agua, azúcar y grasa. Se utiliza para decorar distintos postres como pueden ser pasteles o galletas, permitiendo darles infinidad de formas, colores y sabores.

Para el fondant no es necesario que te ensucies las manos ya que viene listo para utilizar. Si bien puedes prepararlo de manera casera, te recomendamos que te dirijas al mercado para evitarte el trabajo.

Al ser una masa, es posible que le deis la forma que quieras y así personalizar tus galletas. Si las estáis preparando para un bautizo, puedes darle la forma de la cara de un bebé, por ejemplo.

Utilizar colores como el celeste, blanco o el dorado. Haciendo alusión a los pequeños ángeles y sus aureolas.

Otra de las técnicas muy famosas y utilizadas en el mundo de la repostería es el azúcar glass. Súper simple de hacer en casa y que permite darle el gusto que deseemos.

Es un elemento ideal para los niños, podrás darle el gusto y color que desees para decorar tus galletas de la mejor manera. Es un adorno muy sencillo de realizar e ideal para comuniones o cumpleaños en donde hay gran cantidad de niños.

A continuación dejamos los ingredientes para que puedas hacer las galletas con glaseado de manera muy sencilla.

Galletas decoradas con azúcar glass

Ingredientes

Para prepararlo es necesario en un bowl agregar las claras y batir hasta que queden espumosas. Luego añadir el azúcar glass hasta que logres una crema bien espesa, siempre batiendo.

A continuación añadir el zumo de limón mientras seguimos batiendo. Si veis que es necesario aligerar la crema porque ha quedado muy espesa, puedes agregar un poco de agua hirviendo.

Decorar galletas con chocolate

Probablemente si le preguntas a un niño (y a un adulto) cuáles son las galletas que más le gustan, te dirá las de chocolate. Este maravilloso dulce ideal para los postres es otra de las opciones para adornar tus galletas personalizadas.

Aquí entra en juego la creatividad, ya que con el chocolate podrás hacer cientos de decoraciones. Capas más finas, más gruesas y contundentes, líneas de chocolate encima de la galleta, un sin fin de opciones.

Para lograr un sabor exquisito no puede faltar la mantequilla. Pero si preparas galletas de mantequilla decoradas con chocolate, es probable que seas le héroe o la heroína de la fiesta. Sobre todo si es un evento donde asistirán los niños.

Receta fácil para hacer galletas personalizadas

Anteriormente hablamos de las distintas variantes de decoraciones para galletas y para qué eventos puedes prepararlas. Es momento de enseñarte una receta muy simple y deliciosa para que puedas tener una base de sabor espectacular y solo tengas que dejar volar la imaginación con la decoración.

Ingredientes

El primer paso será mezclar en un bowl la mantequilla con el azúcar. Recuerda tener la mantequilla a temperatura ambiente para poder manipularla fácilmente.

Una vez que esté todo mezclado, agregar la cucharadita de esencia de vainilla.

El tercer paso será incorporar la harina al bowl. Previamente recomendamos tamizarla con un colador.

Lo siguiente será darle forma. En este punto dependerá de la forma que quieras darle a tus galletas. Puedes utilizar alguna guía o molde, dependiendo de lo que busques.

Por último, poner las galletas ya con su forma correspondiente en una bandeja para horno y hornearlas por 11-12 minutos a 180ºC. Cuando los bordes comienzan a dorarse es momento de retirarlas. ¡Y listo! así de sencillo tendrás unas riquísimas galletas de mantequilla para decorar como más te guste y según la ocasión.